';

Nuestro club, cuna del deporte santafesino

En el seno de nuestra institución, nacieron en esta ciudad deportes tales como el remo, básquetbol, waterpolo, vóleibol y gimnasia moderna. Debemos destacar además que en nuestro club nació el tenis criollo.

El Club de Regatas Santa Fe nació un 16 de septiembre de 1892. Es una de las instituciones más añejas del interior del país. En un comienzo, la sede se levantó a orillas del entonces arroyo El Quillá y sobre la calle Comercio (hoy Presidente Illia, donde funciona un hermoso paseo y un lago artificial).

Este nacimiento constituyó, en su época, un acontecimiento trascendental, que está inscripto en la historia del deporte santafesino y argentino.

Los fundamentos básicos del naciente club eran los de propender a la difusión y práctica del arte de bogar (remar). Las islas y las aguas del río y los arroyos que corren frente al club fueron escenarios propicios para que floreciere este deporte como medio principal para incentivar al cuerpo a los aspectos físicos, y a la mente al conocimiento y sentido de vida en relación directa con la naturaleza.

Basada en los visionarios del siglo pasado, y como manera especial en la continuación de los lineamientos propuestos como entidad social y deportiva, y como premisa indisoluble para continuar su marcha hacia el futuro, diferentes personalidades accedieron en los comienzos de este siglo a apuntalar desde sus cimientos la idea de lograr que Regatas se transformara en lo que es hoy: una institución señera en el deporte regional y nacional.

Hasta el año 1920, Regatas se mantiene en el predio original. El destino real apuntaba hacia el norte de la ciudad, sobre los aledaños de lo que fue el parque Oroño, junto a un río más caudaloso y amplio, frente a la belleza florida y verde de las islas. Es allí donde se levanta una coqueta casa que alberga un salón de botes que comienzan a ser noticia por los primeros triunfos de sus remeros.

El club contaba para ese entonces con amplias instalaciones con matices de palacete, erigido en mampostería y madera con una arquitectura adecuada.

 

Fuego y catástrofe

Poco tiempo se iba a usufructuar de las flamantes instalaciones, puesto que el 20 de enero de 1925 un incendio destruyó más del 80 % de las instalaciones, inclusive su parque de embarcaciones. La noticia conmocionó a toda la ciudad.

Pudo más el sentimiento regatista que el infortunio, y renaciendo desde las mismas cenizas fue concluida una primera etapa en el año 1932. En el año 1935, Regatas fue reinaugurado en su totalidad con amplias y cómodas instalaciones.

Tiempo de remo

De aquella carrera inicial del novicio four que fuera por primera vez al Tigre en 1916, y consiguiera sendos triunfos a la sazón de 40 bogadas (remadas) por minuto, se inició una carrera desenfrenada de conquistas.

Esto se pone de relieve cuando en el club de Regatas La Marina -un 11 de noviembre de 1939-, la Liga Naval Argentina le entrega a Regatas el gallardete que los identifica por ser la entidad que durante esa temporada había realizado la mejor actuación. Esto, con los años, se volvería a repetir.

En remo, existen méritos suficientes para que los regatistas se encumbren como entidad señera en este deporte: un enorme caudal de remeros que desde sus inicios representaron los colores verde y amarillo y también al país en competencias internacionales.

5_opta

El remo, una de las actividades que hizo cuna en Regatas.

Desde sus comienzos, allá por 1916, un equipo integrado por Pedro Mirasasu, Pedro Candioti, Carlos Bianchi, Atilio Copes y Octavio Pacheco como timonel obtiene el primer premio en la competencia realizada en Tigre, Buenos Aires, corazón desde siempre del remo argentino.

A partir de ese momento, Regatas se hace presente en cuanta competencia nacional se organizara. Remeros de la talla de Tuells, Vargas, San Juan (campeones sudamericanos en 1939), Galetto, Fernández Gordon Robert, Citta y Castillo (campeones panamericanos), Adrián Falco y, últimamente, Galdón y Jullier, representantes argentinos en el sudamericano de Lima, se han destacado en cuanta competencia intervinieron.

También en damas se obtuvieron sendos triunfos a nivel nacional e internacional.

En natación

Los logros en natación fueron de gran importancia teniendo en cuenta la satisfacción de contar en sus cuadros de nadadores tanto femenino como masculino con campeones sudamericanos y argentinos, como así también representantes en torneo internacionales.

A través de la práctica de la natación, surgió el water polo, introducido en nuestra ciudad a través de Regatas, que lo convirtió en una de sus más firmes manifestaciones hasta obtener títulos de jerarquía nacional e internacional.

En esta actividad, el club fue el que por primera vez en la historia argentina arrancó de Capital Federal el Campeonato Nacional, allá por el año 1933. Superaron la docena de los primeros puestos y más de quince los segundos, con equipos de alta performance técnica que abastecieron, permanentemente, a los seleccionados argentinos en todo torneo internacional. Sus logros, además de los campeonatos argentinos, se extendieron a los sudamericanos, panamericanos y representantes olímpicos en Londres de 1948, Finlandia 1952 y Roma 1960.

No se puede precisar con exactitud, por falta de antecedentes, que fue Regatas quien por primera vez dio carácter deportivo al yachting, haciendo disputar regatas a velas en triángulos trazados frente al club.

Nacimiento del básquet

El básquetbol ciudadano nació por obra de la Tribu Mocoretá con asociados de Regatas, a las órdenes y bajo las enseñanzas de un hombre llegado al club por razones de trabajo y que tenía todos los conocimientos para esa tarea recogida de la Asociación Cristiana de Jóvenes de Buenos Aires.

Ahí fue donde por primera vez , allá por 1912, se hizo picar un balón de básquetbol.

Desde allí legó sus conocimientos Julio “Boliche” Fernández. También en este deporte brilló Regatas, aportando hombres como representantes y, en algunas oportunidades, campeones en torneos argentinos y sudamericanos.

3_opta

Plantel regatista del año 1958. Parados: Martínez (DT), Carrizo, Burgos, Pesarini, Peón, García, Spagnoli. Agachados: Aguirre, Almeira, González, Torregiani, Visentín

También el tenis criollo

El tenis criollo (hoy tenis con paleta) fue creación del Club de Regatas y uno de sus precursores fue Sabino Fernández. La institución lagunera contribuyó para darle relieve de un verdadero deporte que hoy es organizado en entidades directrices de distintos grados y reconocido oficialmente por la Confederación Argentina de Deportes. Es difundido en el país con notable éxito.

Tiempo de vóley

En lo que respecta al vóleibol, Regatas es entidad socio-fundadora de la Asociación Santafesina y le ha dado jerarquía a nuestro medio aportando triunfos importantes en confrontaciones con altos exponentes de otros medios, tanto en la rama masculina como en la femenina, compitiendo en la Liga Nacional A, en primera categoría.

Los jugadores regatistas han sido llamados a integrar los seleccionados argentinos.

La gimnasia moderna, de práctica colectiva y con los fundamentos de la educación física, como actividad propia de entidades deportivas, tuvo también a Regatas como precursora.

Contó para ello con un animador de la talla de Julio “Boliche” Fernández.

Waterpolo:

El primer partido de waterpolo se disputó entre nadadores del “club viejo” y del “club nuevo”, ganando los del “club nuevo” por el año 1924.

La primer pelota de waterpolo reglamentaria fue adquirida por Pedro Candioti que actuaba entre los iniciadores del “club viejo”.

El primer partido de waterpolo jugado por nuestra institución, se ganó al club Regatas Rosario, en el año 1927.

4_opta

Tres para triunfar. Consuegra, Goyri y Visentín, destacados waterpolistas de Regatas

Hechos y deportistas importantes

Por el año 1942, se inauguraba oficialmente en Regatas el departamento médico con el apoyo del entonces Departamento de Salud Pública de la Provincia de Santa Fe. Se incorporaron los primeros cursos de salvataje y esto dio lugar para crear la primera Escuela de Salvataje de Santa Fe.

El deporte estudiantil tuvo al club como creador de los torneos y ellos son: escolares, colegiales y universitarios, anuales. Fueron verdaderas fiestas del deporte.

Como puede advertirse en esta sintética reseña, el club de Regatas Santa Fe ha sido un foco fecundo para el deporte santafesino.

Como toda entidad, el devenir de los años va acumulando riquezas sobre cosas, hechos y hombres. Algunos revisten especial significación porque trascienden los límites del club para transformarse en una especie de patrimonio de la ciudadanía toda.

Entre los deportistas de fuste que dio Regatas se pueden mencionar a Aníbal Filiberti, Hugo Prono, Mario Sebastián, Carlos Visentín, Marcelo Visentín, Pedro Consuegra, Ángel Malvicino, Bruno Varani, Luis Giavedoni, Pablo Guemberena y José Puccinelli, entre otros.